En este momento estás viendo 3 malos hábitos orales en niños que afectan a la oclusión dental
Habito oral de succión digital - Succion de dedo pulgar en niños

3 malos hábitos orales en niños que afectan a la oclusión dental

Los hábitos se van asentando poco a poco en nuestra vida por medio de la repetición, llegando a realizarse prácticamente de manera automática e inconsciente.  Estos hábitos suelen aparecer en momentos puntuales como reacción a ciertos estímulos relacionados mayormente con el estrés, la tensión, aburrimiento o falta de atención, entre otros.

 

Un ejemplo son los malos hábitos orales, que pueden ser perjudiciales cuando permanecen durante mucho tiempo en pacientes que se encuentran en edad de crecimiento, afectando al sistema estomatológico. Es necesario erradicar estos malos hábitos orales para conseguir un desarrollo funcional y saludable de todo el complejo maxilofacial, compuesto por huesos, músculos y dientes.

 

¿Quieres saber cuáles son estos malos hábitos orales perjudiciales para el correcto desarrollo bucodental en niños? Te lo contamos todo en este artículo.

1. Tipos de hábitos en los niños

En pacientes infantiles se distinguen dos tipos de hábitos orales:

  • Hábitos fisiológicos: Nacen con el individuo y tienen una función en el correcto desarrollo. Algunos ejemplos de estos hábitos son la masticación, movimientos del cuerpo, deglución o respirar por la nariz.
  • Hábitos no fisiológicos: Estos hábitos nacen de la repetición de actos que no son necesarios para el  desarrollo y que aplican fuerzas perjudiciales en el complejo maxilofacial. Algunos hábitos no fisiológicos son: succión del dedo, deglución atípica o respiración bucal.

2. Hábitos orales no fisiológicos en niños

Los malos hábitos orales (hábitos no fisiológicos o deformantes) pueden llegar a modificar la posición de los dientes y la forma de las arcadas dentarias superior o inferior, ya que interfieren en el desarrollo normal de nuestro sistema estomatognático.

 

Están relacionados directamente con la aparición de maloclusiones. La maloclusión puede aparecer en edades tempranas debido a estos hábitos. El grado de la maloclusión dependerá principalmente de la duración y frecuencia del hábito no fisiológico.

 

La presión de estos hábitos en nuestro sistema estomatognático comienza afectando principalmente a la zona anterior y posteriormente, si se prolonga en el tiempo, a la zona posterior. Los malos hábitos orales  o hábitos no fisiológicos más frecuentes en niños son:

2.1 Succión digital

La succión digital consiste en la introducción de uno o más dedos (normalmente el pulgar) en la boca. La succión digital es el hábito más frecuente en lactantes y niños.  Cuando el hábito permanece a partir de la erupción de los dientes permanentes influye negativamente en el desarrollo orofacial, debido a la presión que se ejerce sobre los dientes y la presión en los músculos de la mejilla.

 

Además, el pulgar se interpone en la erupción normal de los incisivos y, debido a la separación de las arcadas dentarias, los dientes posteriores erupcionan más de lo normal.

Succion de dedo pulgar (succion digital)

2.1.1 Causas de la succión digital

Las causas de la succión digital no son exactas, aunque los estudios recientes la han relacionado con:

  • Trastornos afectivos emocionales
  • Lactancia insuficiente.

2.1.2 Consecuencias de la succión digital

La succión digital genera alteraciones en la función masticatoria, provocando consecuencias como:

  • Incisivos superiores abiertos y espaciados
  • Aumento en el resalte de incisivos
  • Mordida abierta anterior
  • Hundimiento palatino
  • Arcada superior estrecha

2.2 Deglución atípica

Este hábito oral consiste en empujar la lengua hacia delante en el momento de la deglución, interponiéndose entre los incisivos (lo que se conoce como lengua protráctil). La presión prolongada de la lengua sobre los dientes puede terminar modificando su posición.

Normalmente, el patrón de deglución adulto aparece entre los 2 y 12 años. Pero en algunos casos, se puede prolongar el patrón infantil donde se produce el empuje de la lengua.

Posición de la lengua en deglución atípica
Diferencia entre la posición de la lengua en deglución atípica y deglución normal

2.2.1 Causas de la deglución atípica

La deglución atípica puede producirse por diferentes motivos, como por ejemplo:

  • Prolongación del patrón de deglución infantil producido por trastornos en las vías respiratorias, alergias crónicas o anomalías esqueléticas orofaciales.
  • Hipertrofia de amígdalas
  • Uso prolongado del biberón
  • Pérdida temprana de piezas dentales

2.2.2 Consecuencias de la deglución atípica

Las consecuencias de la deglución atípica en el desarrollo dentario estudiadas son:

  • Mordida abierta anterior
  • Protrusión y aumento de resalte en los incisivos superiores (dientes hacia afuera)
  • Diastemas
  • Incompetencia labial

2.3 Respiración oral

La respiración es la actividad funcional más importante en el desarrollo de la dentición y el crecimiento orofacial.  En una respiración normal, el aire entra por la nariz y la boca permanece cerrada, de modo que la lengua se apoya en el paladar duro y produce un estímulo positivo para su desarrollo. Sin embargo, algunos pacientes realizan una respiración oral o bucal que afecta al desarrollo saludable de estructuras dentarias.

2.3.1 Causas de la respiración oral

Las causas de la respiración oral o bucal puede originarse por diferentes motivos, como:

  • Obstrucción: La respiración bucal puede aparecer por una obstrucción en la fosa nasal que impide el flujo normal de aire por la nariz (p.e: adenoides o cornetes hipertrofiados, tabique desviado o inflamación de la mucosa), forzando a respirar la por boca. Durante la respiración oral, la lengua adopta una posición atrasada sin contacto con el paladar para facilitar el paso del aire, provocando alteraciones. 
  • Hábito: Es posible que una vez se haya eliminado la obstrucción, continúe el hábito de respiración bucal.

2.3.2 Consecuencias de la respiración oral

La respiración oral puede aparecer en momentos puntuales (como puede ser mientras dure un resfriado o alergias estacionales) o de manera crónica. Algunas de las consecuencias de la respiración bucal en el patrón facial del paciente son:

  • Síndrome de la cara alargada
  • Cambios en la postura
  • Boca entreabierta con labio inferior grueso
  • Labio superior corto
  • Paladar ojival
  • Gingivitis
  • Apiñamiento de incisivos inferiores
  • Apariencia de ojeras 
  • Mordida cruzada posterior
Rasgos faciales en pacientes con respiracion oral
Rasgos faciales provocados por el hábito de respiración oral (Imagen traducida: Breathe Institute)

3. Cómo eliminar los malos hábitos orales en niños

Es necesario prevenir, interrumpir o tratar de manera temprana estos malos hábitos orales perjudiciales, ya que una vez erupcionan los dientes definitivos el problema es más complejo de tratar. Algunas de las técnicas utilizadas para eliminar los malos hábitos orales en niños son:

  • Tratamientos modificadores de conducta: Estas técnicas buscan eliminar la respuesta inconsciente mediante técnicas aversivas (uso de líquidos desagradables) o técnicas de prevención de respuesta (como uso de guantes).
  • Aparato oral fijo o extraíble: El uso de aparatos dentales como la rejilla lingual puede terminar con los hábitos de succión digital o deglución atípica.
  • Terapia miofuncional: Los tratamientos combinados con un logopeda ayudan reeducar el patrón muscular inadecuado (incompetencia labial o deglución infantil) producido por los malos hábitos orales.
  • Consultas con especialistas: En el caso de la respiración bucal podría ser necesario el diagnóstico de un alergólogo u otorrino para tratar problemas de asma, rinitis alérgica o bronquitis.
  • Uso de esparadrapo quirúrgico: Recientemente se está aplicando esta técnica para mantener la boca cerrada durante la noche y recuperar la respiración nasal.

 

esparadrapo clínica para pacientes con respiración oral

Para garantizar un correcto desarrollo de los niños es importante controlar la alimentación , la erupción de los dientes en todas sus fases de dentición y cómo encajan entre ellos. Si se actúa con prevención se pueden evitar maloclusiones más severas y el daño en las  piezas dentales.

Visita la clínica dental de la doctora Sonia Moriano situada en Vallecas (Madrid) para tratar los malos hábitos orales a tiempo y evitar los daños en los dientes, huesos y musculatura facial.

Dra. Sonia Moriano

Tras licenciarme en Odontología por la Universidad Alfonso X El Sabio, he dedicado mi vida a seguir creciendo como ortodoncista para ofrecer un servicio único a mis pacientes.

Actualmente poseo la calificación de Invisalign Diamond Provider y tengo mi propia clínica en Vallecas, donde estaré encantada de recibirte para cuidar de tu salud dental.